Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) se considera una de las alteraciones más frecuentes entre las mujeres en edad reproductiva, pudiendo tener manifestaciones en etapas previas a la pubertad, según datos de la Asociación Española de Síndrome de Ovario Poliquístico (AESOP), además se estima que hasta un 30% de las mujeres afectadas de SOP sufrirán Síndrome Metabólico.

poliquisticos
foto

El SOP (Síndrome de Ovario Poliquístico) es una disfunción endocrino-metabólica de alta prevalencia que ocasiona alteraciones en la fertilidad y la menstruación en mujeres en edad fértil. Se piensa que es un trastorno genético o hereditario crónico, asociado con una con varios factores como son:

  • Elevación de los andrógenos
  • Obesidad (principalmente central)
  • Resistencia a la insulina
  • Trastornos de la conducta alimentaria conocido como Binge eating (Trastorno por atracón)

Dada la incidencia creciente de esta patología en este post me gustaría transmitiros algunos consejos nutricionales tanto para la prevención como el tratamiento de mujeres que padezcan SOP. Está demostrado que una pérdida de peso entre y 5-10% del peso inicial produce mejoras importantes como:

  • Disminución de la testosterona libre en plasma
  • Disminución de la concentración de la insulina en plasma
  • Mejora del hirsutismo, acné y alopecia, producido par la estimulación androgenética sobre la piel
  • Mejora la menstruación
  • Disminuye la tasa de abortos involuntarios.

 

“En España se estima que un tercio de la población cumple los criterios diagnósticos de este síndrome, aunque este % sube al 75% entre las personas que padecen obesidad”

sintomas-y-concecuencias-del-sopfoto

Objetivos del tratamiento nutricional

El tratamiento nutricional va enfocado principalmente a la adquisición de hábitos de vida saludables y complicaciones asociadas como pueden ser la obesidad, resistencia a la insulina entre otras. Podemos definir que en un principio los objetivos van a estar orientados a:

  • Pérdida de peso para disminuir la aparición de comorbilidades asociadas al SOP, como puede ser el cáncer de endometrio, Diabetes Mellitus II, síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares, etc.
  • Pérdida de grasa abdominal, ya que esta tiene una gran influencia en la acción de la insulina.
  • Modificación del estilo de vida, fomentando la práctica de ejercicio físico, principalmente aeróbico.

sop-2

foto

“Hay investigaciones que indican que llevar a cabo una dieta saludable que propicie la pérdida de peso junto con la práctica de ejercicio físico, podría ayudar a resolver hasta el 40% de los casos de anovulación y posibilidad de desarrollar diabetes”

 

Es importante realizar una educación nutricional que nos permita mantener la pérdida de peso a largo plazo y evitar su ganancia, para así minimizar los riesgos asociados, prevenir comorbilidades, mejorar la autoestima y aumentar la calidad de vida. Por ello, ni que decir tiene que el tratamiento debe de ser individualizado y siempre supervisado por especialistas en el tema.

poli

foto

Desde mi punto de vista considero que no es necesario la realización de dietas muy estrictas, puesto que aplicando lo que se sabe sobre la intervención dietético-nutricional en la obesidad, la dietas cetogénicas (elevadas en proteínas y bajas en hidratos de carbono) aunque puedan producir una pérdida más rápida de peso en principio, a largo plazo pueden tener efectos perjudiciales para la salud.

 

¿Cómo debe ser mi alimentación si padezco de SOP?

La alimentación se recomienda que sea variada en alimentos, equilibrada a lo largo del día, individualizada y placentera de tal manera que nos permita mantenerla en el tiempo y alcanzar un peso saludable.

Consume alimentos que no estimulen la secreción de insulina: más que contar calorías de los alimentos, resulta importante que no favorezcan la secreción de insulina, es decir, que tengan un Índice Glucémico (IG) y Carga Glucémica (CG) baja. Principalmente hay que priorizar el consumo de alimentos ricos en fibra como los productos integrales, verduras y frutas (no almidonadas) y productos proteicos magros que no contengan gran cantidad de grasas, principalmente saturadas.

Reduce el consumo al máximo de productos refinados o ricos en azúcar: hacen que los niveles de Insulina se disparen provocando un mayor apetito horas más tarde de haber comido.

Huye de dietas estrictas: ya que fomentan el descontrol del apetito y la ingestión descontrolada de alimentos ricos en carbohidratos favoreciendo la elevación de insulina y acumulación de grasas.

Come cada 3-4 horas: conseguirás con ello tener los picos de insulina más controlados. Se trata de no ingerir grandes cantidades de comida en una sola toma, sino distribuirlas a lo largo del día en tomas pequeñas y saludables con una combinación adecuada. Prioriza el consumo de alimentos frescos.

En las cenas fomenta el consumo de platos a base de vegetales y alimentos proteicos y reduce al máximo los ricos en hidratos de carbono.

Combina adecuadamente los alimentos: si combinamos alimentos que contengan proteínas y grasas saludables junto con los alimentos ricos en hidratos de carbono, tendrá un efecto positivo sobre su absorción. Es importante tener en cuenta la cantidad y calidad de las grasas, ya que fomentan el aumento de peso. Prioriza las grasas saludables procedentes de pescados, frutos secos como la nueces cacahuetes, aguacates y el consumo de carnes magra frente a las grasas.

Consulte las etiquetas de los alimentos: presta especial atención al contenido en azúcares simples, grasas saturadas, sal y escoge siempre que pueda alimentos que contengas cantidad de fibra elevadas. Cuidado con los productos “sin grasa”, mucho de ellos contienen gran cantidad de azúcares, y con los alimentos libres de azúcar que contengan harina blanca en sus ingredientes.

Consumo limitado de harinas, pan, pasta, arroz refinados, cereales integrales tipo special K aunque ponga integrales, fritos, empanados, bebida de soja (salvo intolerantes a la lactosa), tubérculos como la patata, calabaza, zanahoria cocida, chocolate con azúcar, zumos envasados o fruta en almíbar.

Prioriza el consumo de alimentos ricos en omega-3 ya que se ha visto que tiene un efecto positivo en la reducción de los triglicéridos, la inflamación y la insulina.

Come despacio y masticando bien todos los alimentos. Tus digestiones serán mejores.

Evita el consumo de tabaco y alcohol

Cuidado con los remedios naturales existen muchos mitos sobre ellos, intenta siempre que sea bajo la supervisión de un especialista.

Actividades que te hagan sentir bien: completa tu día y tiempo libre con actividades que se hagan sentir bien consiguiendo así un equilibro cuerpo mente ideal.

yoga

Si tienes alguna duda consulta con Nutrement.es

Te atendemos encantados

 

Nutrement es sitio multidisciplinar, donde encontrarás información útil sobre nutrición, alimentación saludable y coaching nutricional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies